Historia

El Sr. Fulgencio Morel Ochoa, en su afán de mejorar la calidad de vida de los dominicanos, elevar conciencia a un estado más respetuoso y amigable con el ambiente, crea en agosto del 2010 Recicladora del Cibao.

En sus inicios la Recicladora del Cibao se encontraba ubicada en Gurabito, Santiago de los Caballeros, Rep. Dom. Sus instalaciones no eran de gran magnitud, solo contaba con dos empacadoras de limitada capacidad, y la recolección de desechos inorgánicos se centraba únicamente en cartón corrugado a menor escala debido al espacio disponible

En Enero del 2011, al ver el impacto socio-ambiental y los aportes que la Recicladora del Cibao estaba haciendo por la sociedad dominicana, el Sr. Fulgencio Morel Ochoa decide ampliar las instalaciones, trasladando la Recicladora del Cibao al Parque Caribbean Industrial Park y comprando equipos de primera, que hicieran posible un manejo de mayor volumen de recolección de los desechos para ayudar a mantener un ambiente sano y próspero.

En febrero del 2011, con la inauguración de una nueva nave se decide incursionar en el proceso de transformación de las diferentes variaciones de plásticos (polimeros) en materia prima que será utilizada en la fabricación de productos terminados ( fibras textiles, botellas plásticas, huacales, envases plásticos y termoformados, etc), proporcionando más empleos y aumentando la competitividad en el mercado global.

La visión del Sr. Fulgencio Morel Ochoa con la Recicladora del Cibao es incorporar el hábito del reciclaje en cada hogar dominicano y en los lugares de trabajo, para contribuir al ahorro de energía y el cuidado de los recursos naturales de nuestro país, que se encuentran en continua explotación.

La Recicladora del Cibao, en combinación con los esfuerzos de todas las personas al reciclar, busca minimizar la presencia de residuos en las comunidades haciendo la diferencia y ayudando a sostener el medio ambiente para generaciones futuras con su lema:

Porque todo puede tener otra vida !.